Cómo llevar el gato al veterinario

952 31 76 92
Cómo llevar el gato al veterinario

Cuando preguntamos a los propietarios por qué no han traído antes a su gato a una clínica veterinaria en Málaga, nos sorprende el alto porcentaje de clientes que contestan no haber podido introducir el gato en el transportín.

La mayoría de veterinarios pensamos que la salud preventiva, es la forma más eficaz para dar a los gatos una vida larga y saludable, pero esto es imposible si no somos capaces de llevar el gato al veterinario.

A los gatos les gusta la rutina, se sienten cómodos con todo lo que les es familiar y predecible, por eso meterlos en un trasportín es el comienzo de la pelea.

En SOS Animal Catycan  somos conscientes de la importancia de manejar nuestros pacientes felinos minimizando el estrés del animal en la clínica, pero hay que tener en cuenta que la ansiedad comienza en casa.

Los gatos reaccionan con desconfianza e incluso agresividad ante lo nuevo, necesitan tiempo para adaptarse a lo desconocido. El gato debe asociar el transportín con experiencias positivas y que formen parte de su rutina diaria para que acabe entrando en él voluntariamente.

Por tanto, es necesario un periodo de adaptación al transportín para llevarlo a una clínica veterinaria en Málaga.

Te damos unos consejos para conseguirlo:

Dejar el transportín en una habitación donde el gato pase mucho tiempo.

Pon una manta que le guste, con su olor, dentro del transportín, para que lo use como zona de descanso. Deja esa manta dentro cuando lo lleves a la clínica.

Deja dentro del transportín alguno de sus juguetes favoritos.

Pasarán días antes de que el gato comience a confiar en el transportín, lo importante es tener paciencia. Prémiale siempre que puedas.

Acostumbra a tu gato al transportín desde joven y siempre antes de que vayas a necesitarlo.