Por qué no debes rapar a tu perro en verano

952 31 76 92
Por qué no debes rapar a tu perro en verano

Con la llegada del calor, son muchos los dueños que llevan a sus perros a las peluquerías caninas en Málaga para que les corten el pelo.

Es normal pensar que el perro, si tiene el pelo muy largo, puede estar pasando mucho calor y que cuanto más corto lo tenga, más fresquito va a estar. Es por eso que se suele creer que raparlo es una buena opción, pero esto es un error muy grave y casi todas las peluquerías caninas en Málaga, por no decir todas, te van a sugerir que no lo hagas.

Lo primero que debes saber si tienes intención de rapar a tu perro por las altas temperaturas, es que con el rapado consigues justamente el efecto contrario, ya que es el mismo pelo el que protege del calor. De hecho, al no tener pelo estarían más expuestos a la radiación ultravioleta.

Y no solo del calor. Su pelo también les protege la piel de agentes atmosféricos como agua o frío y de otros agentes externos como pueden ser las picaduras de mosquitos, arañazos o productos que puedan dañar su piel.

Además, casi todos los perros tienen unos folículos pilosos que están compuestos por pelos primarios (que además de servir de filtro contra los rayos de sol son los que dan belleza al animal) y por varios pelos secundarios (subpelos) que son los que van mudando dependiendo de la temperatura. El problema radica en que si rapas el pelo a tu perro, el pelo secundario crece más rápido que el pelo primario con lo que tu mascota pasará más calor y será estéticamente menos bello.

Aunque es cierto que el perro va a ir más cómodo, puedes conseguir exactamente este efecto si le dejas el pelo un poco más corto.

En Sos Animal Catycan nos preocupamos de la salud y de la felicidad de tus pequeños amigos.