La hernia inguinal es el resultado de un defecto en el anillo inguinal a través del cual pasa contenido abdominal. Se puede deber a una anormalidad congénita del anillo inguinal o a causas adquiridas. La resolución es quirúrgica y la técnica varia según si la hernia es uni o bilateral y si el contenido se encuentra estrangulado o no. Gracias a las nuevas tecnologías se puede plantear como alternativa a la intervención abierta la resolución mediante técnicas de mínima invasión con menor tiempo empleado en la cirugía y mejor recuperación postquirúrgica.

Publicado: 24 de Enero de 2015